Related Posts with Thumbnails

28 septiembre 2018

Gambas al ajillo picantes

Las Gambas al Ajillo picantes son una de las recetas más clásicas de la gastronomía española, les das un toque picante te quedarán de maravilla. Es una receta muy sencilla que no te llevará mucho tiempo cocinar. 
Si te decantas por gambas frescas y las pelas tú mismo entonces puede que sea la labor un poco más tediosa pero también dejarán un sabor más intenso que las congeladas. La ventaja de estas últimas es su gran rapidez y utilidad al venir peladas y listas para consumir, también con un sabor exquisito. 

Ingredientes para Gambas al Ajillo picantes para 4 personas 
Gambas peladas – 500 gramos 
Ajos – 5 dientes 
Cayena o guindilla – media unidad o según gusto 
Sal – 1 pizca 
Aceite de oliva – 1 chorrito 

Procedimiento
Colocamos en un colador grande y lavamos las gambas bajo el chorro de agua fría. Dejamos escurrir. En una sartén a fuego suave las calentamos unos minutos para que suelten el agua. Reservamos en un plato. 
Picamos en finamente los ajos y reservamos. 
En otra sartén añadimos un chorro de aceite y cuando esté caliente colocamos los ajos picados y la guindilla (la cual aplastamos con la mano para que se haga trocitos). Cuando el ajo haya cogido color dorado, añadimos las gambas (ya sean frescas o congeladas) salamos y removemos unos minutos. 
Colocamos en un plato de barro (ya que conserva muy bien el calor) y servimos. 

Notas y Consejos 
Un plato rico, rápido y fácil de elaborar. 
Dependiendo de nuestro ajuste económico semanal utilizaremos gambas frescas o congeladas. Con ambas opciones nos quedaran buenísimas. 
 Prestaremos especial atención a que el ajo no se nos queme y que las gambas solos estén unos minutos en la sartén, ambas cosas son importante para no que no perdamos ese sabor y color tan característico. 
 No cabe decir que la guindilla es totalmente opcional.

25 septiembre 2018

Blusas hermosas

Modelo 1


 Modelo 2

 Modelo 3


 Modelo 4


21 septiembre 2018

Pascualina de acelga

Con esta receta sale una pascualina grande, si desean hacerla más chica, utilizen la mitad de todos los ingredientes. Si siguen paso a paso esta receta van a lograr una pascualina realmente rica, sabrosa y donde notarán lo natural que resulta. 

 INGREDIENTES 
Masa 
3 tazas de harina (360gramos) 
3 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química, leudante) 
100grs de margarina vegetal 
1 cta de sal 
Agua helada para tomar la masa 

 Relleno 
2 atados de acelga bien lavados, cocidos, escurridos y picados (utilizamos la hoja y el tallo) 
3 cebollas peladas y picadas 
1 morrón rojo grande o 2 medianos picados (pimiento, ají dulce) 
1/4 taza de aceite de maíz 
1/4 taza de agua 
300gramos de ricota procesada 
100gramos de aceitunas picadas 
150gramos de queso rallado 
2 cucharaditas de orégano 
2 cucharaditas de sal 
2 cucharaditas de tomillo 
Pimienta y nuez moscada a gusto 
6 huevos 

 PREPARACIÓN 
Masa. 
Cernimos la harina junto con el polvo de hornear y ponemos en un bols. Agregamos la sal y la margarina vegetal y la vamos incorporando a la harina con las manos hasta que queden como granitos de arroz. Agregamos de a poco el agua helada hasta formar una masa bien blanda y una vez lograda la dejamos descansar en la heladera durante media hora. 

 Relleno. 
Ponemos en una cacerola la cebolla, el morrón, el aceite y el agua. Se agrega algo de sal y se tapa la cacerola y se deja cocinar hasta que la cebolla esté tierna. Se incorpora la acelga picada, se mezcla bien y se continúa cocinando con la cacerola destapada durante 6 o 7 minutos revolviendo cada tanto.  
Así se logra que la verdura tome más sabor al combinarse con la cebolla y el morrón además de ir evaporándose el líquido. 
Se retira del fuego y se pone en un recipiente grande. Se agrega la ricota procesada, las aceitunas, el queso rallado, el orégano, la sal, el tomillo. Se mezclan bien todos los ingredientes y se termina de condimentar con pimienta y nuez moscada. 

 Masa. 
Se saca la masa de la heladera y se estira la 3/4 parte de ella hasta que quede bien fina. El resto se reserva. Forrar con ella una asadera de 40×30 (no hay necesidad de aceitarla). 
Volcar el relleno y emparejar bien, formar 6 huecos y cascar un huevo en cada uno de ellos. Rociar con un poquito de aceite de maíz toda la superficie. Estirar el resto de la masa y cubrir la superficie, uniendo bien en los bordes. 
Luego con una tijera hacerle unos cortes para que al cocinarse, el vapor salga por allí y no nos quede demasiado húmedo el relleno. 
 Si es de nuestro gusto podemos pintarla con un huevo batido mezclado con una cucharada de azúcar para que quede bien dorada la superficie al cocinarse. 
 Cocinar en un horno moderado precalentado a 180ºC durante 40 o 45 minutos. 
El tiempo exacto dependerá de cada horno.

18 septiembre 2018

Blusas hermosas

 Modelo 1

Modelo 2


 Modelo 3

14 septiembre 2018

Hamburguesa de lentejas. Vegana

Si hace poco veíamos la receta de la hamburguesa original, elaborada con carne de solomillo bien picado, al estilo clásico de Hamburgo, hoy veremos todo lo contrario, 100% vegetal. Espero que os guste y si eres reacio o reacia a este tipo de alimentos, te animo a que te lances aunque solo sea una vez, no te cierres a la posibilidades que te ofrece, quien sabe si al final le coges el gusto. 

 Ingredientes para Hamburguesa de Lentejas Vegana. para 4 personas 
Lentejas – 200 gramos 
Cebolla – 1/2 unidad 
Pan rallado – 1 cucharada 
Pan de hamburguesa – 2 unidades 
Queso en lonchas – 2 lonchas 
Pimienta negra – 1 pizca 
Cilantro picado – 1 cucharada 
Aceite de oliva – 1 chorrito 
Sal – 1 pizca 

Para la Salsa: 
Mostaza – 1 cucharada 
Yogur natural sin azúcar – 1 unidad 
Curry – 1 pizca 

 Cómo hacer la receta de Hamburguesa de Lentejas Vegana. 
Cocemos las lentejas al modo tradicional hasta quedar tiernas, después las retiramos y escurrimos. A continuación, las pasamos por el pasapuré hasta convertir en puré. Añadimos un poco de pan rallado, la cebolla picada muy fina, un toque muy ligero de pimienta negra molida y aproximadamente 10 cl de agua. 
Mezclamos todo hasta conseguir una pasta homogénea. Añadimos a la mezcla una pizca de sal. 

Formamos manualmente 4 hamburguesas y las pasamos por pan rallado de nuevo. 
Después en una sarten bañada ligeramente en aceite de oliva añadimos las hamburguesas hasta que queden doradas. Retiramos las hamburguesas y las dejamos reposar en un plato con papel absorbente para eliminar los excesos de aceite. 
Por último, emplatamos las hamburguesas en cada plato y como porción, te aconsejamos un poco de cebolla caramelizada. 

Notas y Consejos 
* Si lo deseamos podemos añadir a la hamburguesa un toque especial con esta salsa: Rebajamos la mostaza con un yogur natural sin azúcar y añadimos a continuación a la mezcla un toque de curry. Para la salsa no es necesario utilizar un yogur entero, puede ser medio, pero si somos muy salseros podemos utilizar uno entero y añadir otro poquito mas de curry. 

11 septiembre 2018

Deja tu sartén como nueva

Sin duda, la sartén es muy importante en la cocina, por lo que se convierte en una gran aliada a la hora de cocinar los alimentos. Pero, el problema comienza cuando hay que limpiarla, debido a que la suciedad se queda adherida en el fondo y resulta una tarea bastante difícil quitarla, sin tener éxito. 

Afortunadamente, podemos contar con la ayuda de productos que seguramente tenemos en la cocina, los cuales limpiarán completamente las sartenes, dejándolas como nuevas. 

Uno de los ingredientes del truco casero que te mostraremos es la papa, que aunque te pueda parecer una locura, ayuda bastante en el proceso de limpieza profunda, ya que la humedad de la papa cruda al entrar en reacción con la sal, genera un potente exfoliante capaz de despegar la grasa por completo. 

Cómo hacer el truco casero
Necesitarás: 1/2 papa. 
 Sal granulada (la necesaria). 
 Unas gotas de aceite de oliva. 

 Procedimiento
Coloca un puñado de sal en la sartén y distribúyelo muy bien por todo el fondo. Con la papa, frota sobre la sal en movimientos circulares durante 5 minutos. Después, enjuaga la sartén, seca muy bien, ponle unas gotas de aceite y distribúyelo muy bien para protegerla hasta su próximo uso. 

Ahora que conoces este efectivo truco casero que te ayudará a limpiar completamente las sartenes de forma rápida y fácil, anímate a probarlo y recomiéndalo.

07 septiembre 2018

Pechuga de pollo a la miel y mostaza con costra de almendras

Siempre buscamos preparar los platos de manera diferente, así podemos comerlos varias veces sin cansarnos, por ejemplo las pechugas de pollo que son tan sanas por la poca cantidad de grasa que tienen variando la forma de hacerlas.
Esta es una manera de presentarlas.
Con una receta sana, nutritiva y muy fácil de preparar.


Lleva una costra de nueces entre otras cosas que al cubrirla no la deja secar mientras esta en el horno y queda jugosa la carne al paladar. 

Ingredientes: 
 4 mitades de pechuga de pollo sin piel 
3 cucharadas de mostaza de Dijon 2
 cucharadas de miel 
 1/3 taza de mantequilla derretida 
 3/4 taza de pan rallado 
 1 cucharadita de albahaca seca 
 1/2 cucharadita de tomillo seco 
 1/2 cucharadita de orégano seco 
 1 taza de almendras finamente picadas 
 sal y pimienta negra al gusto 

 Preparación: 

Pre calentar el horno a 180ºC. Cubrir una bandeja con papel de aluminio y untarla ligeramente de mantequilla. 
 En un plato hondo, combinar el pan rallado, albahaca, tomillo, orégano, la almendra, sal y la pimienta. Reservar. 
 En un recipiente pequeño, mezclar la mostaza, la miel y la mantequilla, llevar esta mezcla al horno microondas hasta que la mantequilla se derrita. 
Untar las pechugas de pollo con la mezcla de miel por ambos lados, después sazonar con sal y pimienta. 
 Enrollar las pechugas, atravesarlas con un palillo para que mantengan la forma. 
 Untarlas nuevamente por encima de la mezcla de miel y mostaza, regar el pollo con la mezcla de pan rallado , especias y nueces que habíamos reservado hasta cubrirlas por todas partes. 
 Colocarlas pechugas en una bandeja para hornear y hornee hasta que el pollo ya no esté rosado en el centro, aprox. unos 25 minutos. Deje que el pollo repose durante 5 minutos, servir caliente.

04 septiembre 2018

Eliminar el amarillo de los faros del auto


El vehículo necesita ciertos mantenimientos, no sólo se trata de ponerle gasolina y ya, la carrocería al igual que las partes del motor, requieren supervisión, cera, cambio de aceite y demás cosas. Cuando el vehículo tiene cierto uso, los faros suelen ponerse amarillo, esto ocurre debido a la contaminación normal en las ciudades, smog, suciedad y la combinación de gases, aunado al calor que desprende el motor, logrando una capa endurecida en el vidrio de los faros. La pulitura de los faros es un servicio que puedes encontrar en cualquier autolavado, al ser un servicio estándar, utilizan una maquinaria especial, es como un pequeño taladro que porta una lija especial para eliminar las rayas de los vidrios, el servicio no es costoso, pero puedes perder media mañana en ello. 

¿Cómo abrillantar los faros de tu coche con trucos sencillos y económicos? 

 Truco #1: Pasta dental: 
El dentífrico o pasta dental contiene una serie de químicos para remover la placa dental, químicos que podemos aprovechar para eliminar el color amarillento de los faros, para ello, necesitaras: Una hoja de lija de papel 1000, especial para vidrio, un poco de pasta dental y agua. Usa lentes de protección y unos guantes, más vale prevenir. 
 Humedece el faro y aplica con un cepillo dental el dentífrico hasta que haga espuma, luego toma un trozo de lija, una porción que ocupe los dedos índice, medio y anular, humedece la lija, frota uniformemente por la superficie del faro, no te pegues en un solo sitio, cuando termines lava el faro y observa si la superficie esta transparente y brillante, sí no ocurre, repite la operación. Para terminar aplica un poco de cera para pulir y listo. 

Truco #2: Lavaplatos, vinagre y bicarbonato de sodio, con este truco vamos a realizar una reacción química, te aconsejamos utilizar guantes. 
 En un recipiente de vidrio vierte un chorrito de lavaplatos líquidos y la misma cantidad de vinagre, mezcla; en otro recipiente agrega el bicarbonato y mantenlo seco, toma un paño suave, humedece en la mezcla de vinagre y lavaplatos, luego con el mismo paño unta con el bicarbonato, veras una reacción química; aplica directamente sobre faro uniformemente, limpia la superficie con otro paño seco y observa los resultados, puedes repetir la acción.

*El rincón de las Manualidades de Siry* © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO