Related Posts with Thumbnails

04 noviembre 2014

renza de atún, pimientos y queso

Vamos a acabar la semana con una socorrida trenza de hojaldre, en este caso rellena de pimientos, atún y queso. Tengo esta receta en borradores desde antes del verano, era de los platos rápidos que preparaba a toda prisa para dejarle algo hecho a mi marido antes de salir disparada al curro y creo que ya va siendo hora de desempolvarla pese a que no estoy del todo contenta con las fotos ¿he dicho ya que iba a toda mecha por aquellos días?... 

Esta trenza es también facilísima de hacer, como la trenza de jamón york y queso que ya publiqué hace unos meses. La de hoy se asemeja más a una empanada con queso o a una pizza cerrada de hojaldre. Está buenísima, que agradecido es el hojaldre ¿verdad? y la verdad es que en casa nos encanta y voy probando pequeñas variaciones sobre esta idea. 


Recién hecha está deliciosa pero fría también está buenísima, esta la partí estando ya fría para que vierais que el aspecto es parecido al de una empanada con queso. Aguanta perfectamente de un día para otro, y sinceramente, es una cena/merienda super socorrida y de lo más sencillo. 

Ingredientes
Una plancha rectangular de hojaldre
2 c/s salsa de tomate
2 lata de atún en aceite
4 pimientos morrones
Queso para fundir (yo usé mezcla 4 quesos)
Orégano
Mezcla de semillas
*c/s=cucharada sopera

 Meterse en faena
Sacamos el hojaldre de su envase y desenrrollamos, como una imagen vale más que mil palabras os dejo foto de cómo hay que cortarlo para hacer la trenza.


En un cuenco ponemos las dos cucharadas de tomate, las latas de atún muy escurridas de aceite y los pimientos partidos a tiritas, mezclamos muy bien. No es necesario poner sal ya que el atún y el tomate ya llevan. Extendemos esta mezcla sobre la parte central de nuestro hojaldre. Añadimos el queso de forma generosa y un polvito de orégano que le dará un sabor delicioso. 


Vamos cerrando la trenza alternando tiras de un lado y de otro, sellamos bien en los extremos para evitar que se nos salga el relleno y espolvoreamos con la mezcla se semillas que le darán un sabor estupendo. Como veis no la he pintado de huevo, el huevo es para darle brillo pero en esta trenza no lo creí necesario, aún así si lo preferís más brillante pues podéis pintarlo, eso lo dejo a vuestra elección. 


Ponemos la trenza en la placa de horno, podemos usar el mismo papel en el que viene envuelta, aunque yo por pura costumbre no uso papeles para hornear el hojaldre. Horno precalentado a 200ºC, hornear hasta que esté bien dorada. 

Fuente: http://bien-me-sabe.blogspot.com.esURL: http://bien-me-sabe.blogspot.com/2014/10/trenza-de-atun-pimientos-y-queso.htm

01 noviembre 2014

Tres leches de chocolate


Reinventar es parte fundamental de la cocina. Impregna de chocolate el tradicional pastel tres leches y dale un sabor y color nuevo a esta preparación. 

Ingredientes 

 500 g de harina de trigo
 1 1/4 tazas de leche achocolatada (Leche + Chocolate en polvo)
 1/2 taza de aceite vegetal
 3 huevos
 1 cucharadita de polvo de café instantáneo
 1 taza de leche condensada
 3/4 taza de leche evaporada
 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
 1 taza de azúcar impalpable o azúcar glass
 1/2 taza de cacao en polvo
 3 tazas de crema batida

Preparación

Precalienta el horno a 175 grados C. Prepara una molde de torta rectangular con mantequilla y harina. 

Bata la harina junto a la leche achocolatada, el aceite de vegetal, los huevos y el café en polvo en un tazón grande con una batidora eléctrica de mano de baja velocidad hasta que se humedezcan los ingredientes secos. 

Aumenta la velocidad a media y sigue batiendo otros 2 minutos, vierte en el molde enmantequillado. 

Lleva al horno precalentado hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio, aproximadamente 35 minutos. Retira la torta del horno y deja enfriar en el molde hasta que ya no esté caliente al tacto. 

Mientras que el pastel está todavía caliente, pincharlo con un palillo de pincho y crear un montón de agujeros pequeños. 

Aparte, bata la leche condensada, mitad y mitad con la leche evaporada, y 3 cucharadas de cacao en polvo en un tazón hasta que el cacao se incorpore en el líquido. Vierta lentamente la mezcla de leche en forma pareja sobre el pastel. 

Tamice el azúcar impalpable y el cacao en polvo en un tazón. 

Bata la crema en una batidora a velocidad media durante 1 minuto. Mientras se continúa mezclando, añadir la mezcla de azúcar-y-cacao en polvo a la crema en 2 tandas. Aumenta la velocidad a medio-alto, bata hasta que se formen picos suaves y la crema sea espesa y untable. 

Vierta la crema batida de chocolate sobre el pastel y lleve a refrigeración al menos dos horas, ideal de un día para otro.

30 octubre 2014

Arroz frito estilo coreano



Llamado bokkeumbap en su país de origen, el arroz frito coreano es bastante parecido al conocido arroz chino. Sin embargo, lleva papas y trocitos de tortilla de huevos. Esta receta es ideal para esas ocasiones en las que sobró un poco de arroz en la nevera, con lo cual tendremos un almuerzo rico y diferente en pocos minutos. 

Para 4 porciones
 Ingredientes
 400 gramos de arroz
 4 pechugas de pollo
 ¾ de calabacín
 ¾ de cebolla
 2 zanahorias
 1 papa
 2 huevos
 2 dientes de ajo
 Salsa de soja
 Aceite
 Sal
 Pimienta


Preparación

Cocer el arroz en una olla con agua y una pizca de sal. Debe quedar suelto, para que al freírlo no se pegue. 

Cortar las papas, zanahorias, cebollín, cebolla y pollo en cuadritos medianos. Freír todos por separado, excepto la pechuga, en un sartén con un poco de aceite. Reservar. 

Aparte, preparar el huevo en un sartén, estilo tortilla. Una vez listo, cortarlo también en trocitos y reservar. 

Calentar la salsa de soja en un sartén grande, picar finamente el ajo y dorarlo. Añadir el pollo y cocinar hasta que dore. 

Incorporar las verduras. Luego añadir el arroz, remover y cocinar hasta que dore. Servir en platos y disponer los trocitos de tortilla encima de cada porción.

28 octubre 2014

Una sopa de cebolla excelente

La sopa de cebolla, un plato campesino francés, se ha convertido en una de las más famosas sopas del mundo. Si vas a reazaliarla, puedes usar esta receta que es bastante sencilla, pero también toma nota de los trucos para que te quede espectacular. 

La cebolla: Se usa la cebolla blanca porque es más dulce que la morada. Los resultados son óptimos si se hace con cebollas frescas, las cuales son cultivadas en El Jarillo y la Colonia Tovar. Se debe cortar las cebollas en julianas o media luna: Se deben sofreír con poca grasa, en este punto hay personas que usan la combinación de mantequilla y aceite de oliva (el más neutro posible de sabor). Y se le agrega por cada cebolla un poco de sal. 

El efecto de la sal impide que la cebolla se queme y estimula su proceso de sudado, el cual es clave en la caramelizarían. Habidas cuentas de que la grasa dejara siempre su marca se le agrega un poco de agua cuando la mismas ya se han oscurecidos. En el momento que el agua se ha evaporado en ese momento se retira del fuego. 

El caldo: Hay sobre este punto muchas discusiones sobre el tema. El más clásico de los caldo y que fue el usado en el restaurante de la “mere Catherine” en Montmartre ( en Paris) cuando Picasso vivía allí, es el caldo cruzados de carne y pollo . 

El caldo de carne es uno de los más populares, tiene tres etapas para hacerse y las mismas se pueden convertir en un proceso diario y recurrente: La primera etapa se hace únicamente con los huesos y muy poca cantidad de carne la cual puede ser el osobuco o lagarto, la cola y todos los huesos y costillas. 

Este proceso necesariamente debe tomar unas doce horas por que es la resistencia del material que tienen los ligamentos y los huesos de la res. Entenderá que en esta etapa no pueden ir vegetales porque los mismos no resisten (preservando sus sabores impecables) más de dos a dos horas y media. La segunda etapa se hace con todos los vegetales y las carnes sin hueso. Las principales hortalizas son cebollas, zanahorias, apio España, ajo, nabos y célery. Pero si se desea potenciar los aromas fuertes se le agregan hongos secos, Además de darles sabor le dan un color profundo y oscuro.

Los consomé de carne se caracterizan por hornear o sofreír huesos y carnes. Una vez oscurecidos se trasladan las piezas a una olla profunda (de preferencia de acero) y se Finalmente se debe desglasa con vino oporto, o tinto dulce: Algunas personas optan por sofreír los huesos de forma tal a que queden en la olla (preferiblemente de acero) los caramelos de su cocción. 

Precaución a tomar es la temperatura. Una caldo nunca bajo ningún precepto puede hervir, se debe mantener a temperaturas bajas durante todo su proceso. En cuanto al clarificado , Se hace un tercer refrescamiento del consomé con las mismas verduras pero esta vez mezcladas con la clara del huevo y un tiempo de cocción de unos 45 minutos. 

Nota: Puede parecerles interminable esta sopa pero lo interesante es que una vez que se elabora se puede refrescar eventualmente todo los días agregándole algunos pedazos de carne (de los que sobran) y literalmente todos los desperdicios de hortalizas que generalmente terminan en el bote de la basura (con piel y todo) agregándole un poco de agua (una quinta parte) y cocinando por dos o horas o menos. 

El Gratinado del Pan 
Se tuestan previamente, y ligeramente las rebanadas de pan para las cuales se recomiendan que se haga con “pain Perdu” o sea el pan que es de hace uno o dos días. Esto es porque el pan resistirá mejor al peso de los quesos. Una vez tostados se le unta un ajo a lo largo de la rebanada (sin exagerar). 

Una vez hecho esto se le agregan el queso emmenthal , gruyere , y/o parmesano (el original se sorprenderían no esta hecho con ninguno de estos quesos, sino con lo que llamaban el queso de la reserva) y cualquier otro queso que les guste. Es importante respetar el gusto que puedan tener los que cocinan salvando únicamente la característica que deben tener el conjunto de quesos y es que derritan. 

 Por Andrés Barsumian

25 octubre 2014

Carpaccio de Calabacín



Ingredientes para 2 personas
1 Calabacín mediano
Pipas de girasol o calabaza peladas
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta
Sal

 Elaboración
 El calabacín previamente enfriado en la nevera, lo cortamos con una mandolina en rodajas lo más finas posibles. 
 Las vamos colocando en un planto. 
Esparcimos las pipas peladas y echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra siendo generosos para que cubra todas las rodajas. 
 Salpimentamos al gusto.

 Y a disfrutar.

*El rincón de las Manualidades de Siry* © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO