Related Posts with Thumbnails

31 agosto 2018

Lasagna varias recetas

Ingredientes:
 1 paquete de pasta para lasagna
300 g de espinacas lavadas ó 500 grs de espinacas congeladas
150 grs. de ricota
100 grs de queso rallado
1 cebolla picada bien fina
Salsa de tomate Cantidad necesaria
 Salsa Bechamel
 2 cucharadas soperas de fécula de maíz
1/2 litro de leche
1 cucharadita de manteca
1/4 cucharadita de nuez moscada
Sal y pimienta
Queso rallado para cubrir

 Modo de Preparación
1- Saltear las espinacas en un sartén sin agua y si las espinacas son congeladas realizar la misma operación. Dejar enfríar en un colador . Una vez frías, escurrirlas un poco para que suelten un poco el agua.Reservar. 
 2- En un sartén con una chorrito de aceite, rehogar la cebolla cortada bien finita. A continuación incorporar las espinacas previamente escurridas y cortadas. Mezclar bien y salpimentar a gusto. Las dejamos 5 minutos a fuego bajo. Apagar el fuego y dejar enfríar. 
 3- Una vez frías las espinacas, agregar la ricota, y el queso rallado ( también si se desea se puede agregar trocitos de jamón cocido ) .Mezclar bien y retocar el punto de sal. 
 4- Cocer las placas de lasagna siguiendo las instrucciones de la misma. 
 5- Salsa bechamel: En una cacerolita o cazo pequeño , colocar la fécula de maíz, sal , pimienta y la nuez moscada, agregar la leche de a poco y con ayuda de un batidor , batir con fuerza para que no queden grumos, verter la leche restante y llevar a fuego sin dejar de batir hasta que espese , por último agregar la cucharadita de manteca , ésto nos aportará más brillo a nuestra salsa. 
 6- Proceder al armado de la lasagna, en una fuente para horno pincelar la superficie con salsa de tomate, colocar una primera base de pasta de lasagna , luego la mezcla de espinaca, a continuación otra de pasta , repetir esta operación unas 3 veces . Cubrir con salsa de tomate y salsa bechamel. Espolvorear con el queso rallado. 
 7- Llevar a horno precalentado unos 15 a 20 minutos , para que se caliente bien y se gratine la superficie de la lasagna.

Lasaña vegetariana a los tres quesos con espinacas y piñones 

Ingredientes (4-6 personas)
 Fuente de horno 30x20 cm

 Bechamel
 600 ml leche entera o semi
40 g aceite de oliva virgen extra
40 g de harina normal
Nuez moscada rallada, al gusto
Sal y pimienta negra recién molida, al gusto

 Para la lasaña
 500 g hojas de espinacas
 200 g ricota o requesón
200 g queso maasdam rallado para cubrir 100 g de gorgonzola deshecho
12 láminas de lasaña precocida (de las de remojar en agua caliente)
50 g piñones
Sal y pimienta negra recién molida

Preparación
 Lo primero será hacer la bechamel, para ello: 
 Calienta en una sartén amplia el aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente añade la harina y remueve bien para que se tueste y pierda el sabor a crudo. 
 Baja a fuego medio y añade poco a poco la leche, removiendo continuamente hasta que espese y con cuidado de que no queden grumos. Añade sal, pimienta negra y nuez moscada molida al gusto. Aparta del fuego y reserva. 
 Lo siguiente que haremos es preparar las espinacas. Lávalas bien y ponlas en una olla con agua hirviendo un par de minutos, tiempo suficiente para que se pongan tiernas. Luego sácalas y pásalas por agua fría para blanquearlas y que conserven su verde. 
 Escúrrelas con un colador y una vez frías apriétalas bien con la mano para escurrir hasta la última gota de agua. Ponlas en la tabla de cortar y trocéalas fino con un cuchillo. 
 El agua de cocer las espinacas la aprovecho para remojar las láminas de lasaña, que las que uso necesitan estar diez minutos sumergidas en agua caliente. 
 Tuesta en una sartén a fuego lento los piñones, un minutillo más o menos, con cuidado de no quemarlos. Reserva. 
 En un bol mezcla las espinacas con el requesón, el gorgonzola y la mitad de la salsa bechamel. Sazona al gusto con sal y pimienta negra recién molida. 
 Pon a precalentar el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo. 
Con una brocha unta de aceite el fondo de la fuente de horno y coloca una capa de láminas de lasaña, pon encima un tercio del relleno y un tercio de los piñones. 
Cubre con otra capa de lasaña y relleno, otra capa y finalmente una última capa de lasañas que cubriremos con la bechamel restante y el queso Maasdam rallado. 

Mete la fuente en el horno precalentado, con la rejilla a media altura y hornea durante unos 50 minutos o hasta que esté bien dorada la lasaña por encima. 
Deja reposar unos 10 minutillos antes de servirla. Y sin más a disfrutarla.

28 agosto 2018

Vinagre de manzana casero

Ingredientes 
Los ingredientes para nuestro vinagre de manzana casero no pueden ser más simples, de hecho, sólo necesitamos manzanas para ello. 

Elaboración 
 Extraer el zumo de manzana Lo primero que vamos a hacer es extraer el zumo. Las mejores manzanas para nuestro propósito son aquellas que no tienen golpes ni señales de moho y además son especialmente dulces. A destacar las que son de origen ecológico, aunque sean más caras. En caso contrario tendremos que limpiarlas a conciencia para evitar que cualquier fertilizante pueda estropear el proceso de fermentación. 
 Vamos a usar sólo la pulpa de la manzana, sin la piel ni su corazón. 
Ponemos el zumo o mosto en un envase ancho (los materiales aconsejados son cristal o barro) y solo lo llenemos hasta la mitad, para así asegurarnos una correcta fermentación. 
Para evitar que entre oxígeno y los gases puedan escaparse lo taparemos con un globo. 
 Durante este paso debemos vigilar que la temperatura esté entre los 18 y los 20 grados y hemos de esperar un tiempo aproximado entre un mes o mes y medio para completar el proceso. 
Si nuestro zumo de manzana tiene una temperatura mayor o menos que la indicada la fermentación se puede estropear. 

Consejos: 
el punto dulce de las manzanas es esencial, por lo que si son demasiado ácidas tendremos que añadir azúcar, pero sin pasarnos, ya que esto va a hacer que aumente también la graduación alcohólica de nuestro vinagre de manzana casero. 
Antes comentaba que usaremos sólo la pulpa, sin embargo echar algunos trocitos de piel va a conseguir que la fermentación sea mucho más rápida, cuidando siempre de que esté libre de cualquier producto químico. 

 Convirtiendo el zumo en vinagre de manzana casero 
Antes de convertir este mosto en vinagre tenemos que verterlo en otro recipiente, con mucho cuidado de no usar el contenido que se ha quedado acumulado en el fondo. 
Este poso es uno de los indicativos de que nuestro zumo está listo pero no es apto para el consumo y por tanto hay que desecharlo. 
A continuación vamos a poner el recipiente en un lugar muy cálido, cercano a una estufa o a una ventana con abundante sol durante tres días, cubierto por un paño limpio. 

 Fermentación del vinagre de manzana casero 
El último paso, después de que hayan pasado los tres días, es destapar el vaso y mantenerlo a una temperatura de 20 grados, evitando la exposición directa a la luz, por lo que el mejor lugar es aquel que es oscuro y no tiene variación térmica. 
Hay que remover el vinagre una vez al día para que se oxigene pero con mucho cuidado de no romper la capa de fermento que se acumula en la superficie, ya que estas bacterias son esenciales en este proceso. 
El tiempo que tenemos que esperar para que se complete la fermentación puede variar en cada caso, pero suele durar entre uno y dos meses. 
 Y listo, ya tenemos en nuestras manos el auténtico vinagre de manzana casero 100% natural y sólo nos queda pasarlo a una botella opaca para que se conserve mejor.

24 agosto 2018

Pasteles de verduras (variasrecetas)

Tradicional receta de pastel de verduras cuyo ingrediente principal, las verduras, las he utilizado listas para consumir, lo que me ha hecho ahorrar bastante tiempo.

Este tipo de pasteles salados, son muy completos y nutritivos, ya que llevan huevo, lácteos y verduras, siendo una forma cómoda de que tod@s – grandes y pequeños – se coman las verduras sin rechistar. 

El uso de la leche evaporada (en lugar de la nata líquida) nos permite “aligerar” un poco esta deliciosa receta. Pruébalo y…. ¡que aproveche! 

Pastel de verduras 1
Ingredientes para 4 personas: 
 1 rollo de masa brisa (o masa quebrada) 
1 bote de macedonia de verduras 
1 cebolleta pequeña 
3 tomates cherry 
2 huevos 
1 vaso de leche evaporada (200ml) 
75g. de queso emmental rallado 
Sal 
Pimienta 
1 pizca de nuez moscada 
Unas gotas aceite para engrasar el molde 

Preparación paso a paso: 
Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista 
 Precalienta el horno a 190º posición arriba y abajo. 
Engrasa con unas gotas de aceite el molde, fórralo con la masa, pincha con un tenedor y hornéala durante unos 5 minutos. 
Mientras, pon a escurrir la macedonia de verduras, corta los tomates por la mitad y la cebolla en aros. Reserva. 
En un bol, bate los huevos, junto con la leche evaporada. 
Salpimenta y ralla una pizca de nuez moscada. 
Mezcla bien 
Incorpora el queso rallado y la macedonia de verduras. 
Remueve para mezclar todos los ingredientes. 
Echa la mezcla en el molde y, por encima, distribuye las mitades de tomate y los aros de cebolla. 

Introduce en el horno y hornea por espacio de unos 20 minutos (debe queda cuajado y dorado por encima). 
Pasado este tiempo, deja enfriar, desmolda, decora y sirve 

Pastel de verduras 2     
Ingredientes 
 1 Calabacin 
2 Zanahorias 
1 Cebolla 
200 Gramos de guisantes 
100 Gramos de nata (crema de leche) 
2 Huevos 
Aceite de oliva 
Pimienta 
Sal 

 Elaboración 
 Pelamos el calabacín y las zanahorias, lo cortamos en daditos y lo ponemos a cocer unos 10 minutos junto a los guisantes. 
 Pochamos la cebolla cortada fina con dos cucharas de aceite de oliva y una pizca de sal. Ya pochada añadimos las verduras cocidas, mezclamos y reservamos. 
Batimos los huevos con una pizca de sal y pimienta, incorporamos la nata y volvemos a batir. 
Añadimos las verduras a los huevos y mezclamos. 
 Ponemos en molde untado de mantequilla. 
 Horno a 100 grados unos 50 minutos. Una vez fuera del horno dejamos atemperar y metemos en nevera mínimo 4 horas. 
 Para facilitar el desmoldado podemos poner el molde en una fuente con agua hirviendo, gracias a la mantequilla del molde ayudará a despegar el pastel.


Pastel de verduras 3

Ingredientes:
500 gramos de calabacines
250 gramos de zanahorias
4 huevos
200 gramos de nata líquida
30 gramos de mantequilla
Sal
Pimienta
200 gramos de queso en lonchas
800 gramos de agua
30 gramos de piñones

Preparación
1. Ponemos en el vaso los calabacines y hacemos 4 segundos / velocidad 4. Reservamos
2. Ponemos las zanahorias en el vaso y hacemos 4 segundos / velocidad 5. Reservamos
3. Ponemos el agua en el vaso, colocamos el varoma con los calabacines y las zanahorias sin mezclarlas y hacemos 18 minutos / varoma / velocidad 2. Reservamos y salpimentamos. Reservamos también el agua. 
4. Ahora ponemos en el vaso los huevos, la nata, la mantequilla y hacemos 6 minutos / 90º / velocidad 3 hasta que consigamos una crema. Reservamos también. 
5. Forramos un molde con un film transparente y colocamos una capa de clabacín, una de lonchas de queso, la mitad de la crema, una capa de zanahoria, otra de queso, la otra mitad de la crema y terminamos con otra capa de calabacín. 
6. Colocamos el varoma con el molde y hacemos 55 minutos / varoma / velocidad 2. Comprobamos si esta cuajado, en caso contrario hacemos unos minutos más. dejamos enfriar. 
7. Ahora toca desmoldar y adornar con los piñones. Gratinamos hasta que se vea dorado. 

Pastel de verduras 4
Para dos - tres personas Ingredientes.- 
Un puerro mediano 
Media berenjena 
Medio calabacín 
Dos cebollas 
100 gr de zanahoria rallada 
Un brick pequeño de nata de cocinar 
Un vaso de caldo de pollo 
6 Huevos 
Sal 
Pimienta 
Aceite 

Preparación.- 
Picamos las verduras en cuadraditos pequeños. Ponemos una sartén al fuego y pondremos un par de cucharadas de aceite. Sofreímos la verdura, ponemos un poquito de sal para que el puerro y la cebolla suelten los jugos. 
Cuando ya estén, en un bol haremos la crema de flan; pondremos el caldo de pollo, la nata y el huevo y batiremos bien. 
A continuación, añadiremos las verduras y mezclaremos bien. 

Pondremos en el molde en este caso uno para microondas y otro para el horno. El pastel de verduras del microondas lo pondremos a máxima potencia durante cinco minutos, pinchadlo y si el tenedor sale limpio, el pastel estará. Desmoldamos y ponemos un poquito de queso rallado por encima y volvemos a poner al microondas durante un par de minutos más. En el pastel de verduras del horno lo pondremos a 180º durante 45 minutos. Servir caliente, aunque se puede comer tanto frío como caliente. A disfrutar.

Pastel de verduras 5
INGREDIENTES para 6 personas
1 puerro (solo lo blanco)
Un trozo de pimiento rojo (también morrones o del piquillo)
1 zanahoria
100 gr de judías verdes
1 calabacín
2 dientes de ajo
4 huevos enteros
250 ml de nata líquida
Sal y pimienta molida
Mantequilla o aceite de oliva
1 cucharada de queso crema o
2 cucharadas de queso rallado Opcional:
para enriquecer se pueden añadir unos taquitos de queso fresco o de jamón cocido, o unas lonchas de queso que funda bien que se ponen en medio del pastel

Troceamos las verduras limpias en trozos regulares.
Limpiamos las judías verdes de sus hebras y troceamos también.
Salteamos en aceite o mantequilla el ajo picado, añadimos la verdura picada, salpimentamos y salteamos unos minutos con cuidado para que no se deshaga porque debe estar enterita.
Batimos los huevos con la nata con un batidor de varillas. Si vas a usar el queso crema debes añadirlo ahora también. Si usas queso rallado lo añades después de batir. Hay que batir bastante, hasta que esté espumoso y aumente de volumen.
Mezclamos muy bien con las verduras. Llevamos a un molde engrasado.
Cocemos en el horno o en olla a presión al baño María durante 45 min. aproximadamente.
Pincha con un palillo para comprobar que está bien cocido.
Puedes servir este sencillo pastel de verduras caliente con una salsa de tomate casera o en frío cubierto con mayonesa y una ensalada fresca.

AL MINUTO: Puedes usar un paquete de un mix variado de verduras, un salteado de verduras asadas, una menestra… y seguir la receta. Así ahorras mucho tiempo de preparación y picado de las verduras.
 En la superficie unas láminas finas de calabacín crudo para que el pastel quede uniforme y tenga mejor presentación. Así quedarán por encima cuando desmoldes el pastel.
En la mitad del molde hemos puesto unas lonchas de queso. Puedes añadir al sofrito de ajos unos taquitos de chorizo o jamón cocido o curado (taquitos de jamón cocido).
La selección de verduras depende de tus gustos.
Puedes sustituir por cualquier verdura a tu gusto: alcachofas, coliflor, guisantes, espinacas, brócoli… 

21 agosto 2018

Jabón de colores casero

Realizar jabones en nuestra casa es muy sencillo, además podemos darlos la forma, color y olor que más nos guste. 
 Para hacer jabones de colores lo único que hay que hacer es añadir el colorante que queráis al jabón líquido, pero si en vez de querer el jabón de un único color, queréis combinar varios colores sin que se mezclen, deberéis de seguir estos pasos que siguió MAPACHU. 

 Los materiales necesarios son: 
 - Jabón de glicerina 
 - Colorante 
 - Fragancia 
 - Molde rectangular (o la forma que se prefiera) 

 Los pasos que hay que seguir son: 
 1. Cortamos un poco de jabón de glicerina y lo calentamos en el microondas hasta que quede líquido.  
2. Una vez derretido, echamos el colorante y la fragancia que hemos elegido. Y lo dejamos reposar en un molde. Tendremos que hacer tantos jabones como colores diferentes queramos. 
 3. Una vez tenemos todos los jabones de diferentes colores y ya están fríos, los quitamos del molde y los cortamos en cuadrados o tiras. 
 4. Después volvemos a derretir jabón de glicerina, una vez líquido añadimos los trozos de jabones de diferentes colores. Lo mezclamos y lo dejamos en el molde. 
 5. Cuando se enfríe tendremos un jabón grande con muchos colores. Si han salido burbujas las quitamos dándole un poco de alcohol. 
 6. Después cortamos el jabón en los trozos que queramos y ya tenemos un jabón multicolor. 

Imágenes: facilisimo.com/MAPACHU Imagen portada: facilisimo.com/Adoraideas

17 agosto 2018

Hamburguesas vegetales

Ingredientes
 - 1 Taza de Brócoli Cocido.
- 1 Taza de Legumbres Cocidas (garbanzos, alubias, lentejas,...). -
 1/2 Taza de Harina Sin Gluten (Garbanzos, Trigo Sarraceno,...).
- 2 Cdas. de Levadura Nutricional.
- 1/2 Cdta. Sal Marina.
- 1 Cda. Orégano Seco.
- 1 Cda. Ajo en Polvo.
- Pan Rallado -

Sofrito:
1 Zanahoria, 1 Cebolla, 1 Trozo de Puerro.

ELABORACIÓN.

 1. En un cuenco grande agregar el brócoli cocido, las legumbres y el sofrito. Triturar bien.

 2. Añadir la levadura nutricional, sal marina fina, orégano seco y el ajo en polvo. Mezclar hasta integrar bien en la masa.

 3. Incorporar la harina sin gluten (también puede ser de trigo si no tienes celiaquía o sensibilidad al gluten) y mezclar bien.

 4. Hacer pequeñas bolas y aplastarlas un poco. Empanar con pan rallado (opción sin gluten también queda bien).

 5. Cocinarlas en sartén con aceite de oliva (AOVE).

No utilizar mucho aceite para que no se queden muy grasas. Aprovecha si tienes "sobras" y prepara unas riquísimas hamburguesas.
También podrías utilizar papas/patatas cocidas (así no tendrías que utilizar harinas), otras verduras (calabaza, calabacín, espinacas,...), remolachas,...

14 agosto 2018

Blusas preciosas

Modelo 1



Modelo 2







10 agosto 2018

Recetas con verduras

Espinada con crema de Gongorzolla y nueces

Un plato rico en hierro, vitaminas (A, B9 y K), ácidos Oméga-3 y en sabor (que al final es lo que cuenta...).

INGREDIENTES
 - 300 gr. de Espinacas
 - 100 gr. de Queso light para untar
 - 100 gr. de Queso Gorgonzolla
 - Nueces
 -  2 Cucharadas de Aceite de Oliva
 - 1 Cucharada de Maizena

ELABORACION
 Para esta receta puedes elegir entre espinacas frescas o congeladas, aunque yo siempre os recomiendo los productos cuanto más frescos mejor. 
 Cuece las espinacas en una olla con agua y sal hasta que su volumen se reduzca a la mitad (unos 15 minutos). 
Escurre el agua y déjalas reposar en el escurridor para que suelten bien todo el líquido mientras preparas la crema de gorgonzolla. 
 En una sartén o en un cazo antiadherente calienta un par de cucharadas grandes de aceite de oliva y disuelve en ellas una cucharada de maizena, con el fuego a la mitad de potencia. 
Diluye en ese mismo cazo el queso de untar (tipo Philadelphia) y el gorgonzolla. 
 Para que se integren mejor y más rápido los quesos es recomendable que los trocees lo máximo posible antes de ponerlos al fuego. 
Remueve sin parar hasta que se forme una crema uniforme y espesa. 
Al ser el Gorgonzolla un queso azul, es posible que en la crema quede algún grumo oscuro que le resta un poco la estética al plato, si es así, pasa la mezcla por la batidora y listo. 

 Monta en un plato hondo las espinacas, bien escurridas, una generosa cantidad de crema de gorgonzolla por encima y espolvorea nueces por todo el plato a tu gusto.


Coliflor gratinada 

Una receta de Javier Romero
Ingredientes para 4 personas
1 coliflor de kilo y medio
Agua suficiente para cocerla
1 chorro de vinagre para evitar el olor
1 cucharadita de sal
300 ml de leche
30 gramos de harina
1 huevo cocido
75 gr de virutas de jamón
Queso rallado al gusto

Preparación paso a paso
Lo primero que haremos será cocer la coliflor ( en esta zona de la Rioja baja se llama "PELLA", si oís esa expresión ya sabéis a lo que se refiere), en una olla ponemos agua y dejamos que rompa a hervir, le añadimos sal y un chorro de vinagre. 
Truco importante... "Añadiendo un buen chorro de vinagre blanco" conseguimos evitar una buena parte del mal olor que produce esta verdura al cocer, a que eso no lo sabíais much@s eeee. 

Habremos cortado las flores y las añadimos al agua hirviendo, nunca echéis la verdura en agua fría, entre 10 a 15 minutos después ya estará cocida. 
La ponemos en una fuente de horno y la cubrimos todo con una bechamel fina que haremos aparte. 

Para hacer la bechamel ponemos aceite de oliva en un cazo, lo justo que cubre el fondo deshacemos la pastilla de caldo de carne mientras se calienta, cocinamos la harina durante unos segundos y añadimos la leche. 
Sin parar de remover llevamos la bechamel a punto de ebullición y sin dejarla reposar la ponemos a la coliflor. 

Hasta aquí es una receta que cualquier vegetariano puede comer si le cambiamos la pastilla de caldo de carne por otra de caldo de verduras. 
Pero como no hay que castigar a los que no lo son, vamos a enriquecer esto un poco.... 
Con el rallador en el lado fino rallaremos el huevo cocido por encima, le añadimos virutas de jamón y queso rallado al gusto. 
Por último lo gratinamos y ya está listo para comer..... A disfrutarrrrr


Hojaldre de pimientos, champiñones y espárragos 

Ingredientes para 6 personas:
1 lámina de hojaldre rectangular
1 puerro
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
4-6 champiñones grandes
1 manojo espárragos trigueros
100cc. de vino blanco
Sésamo negro.
1 huevo
Sal, pimienta negra
Aceite de oliva virgen extra

 En una sartén con un poco de aceite caliente rehogar el puerro picado con un poco de sal, a los 3-4 minutos añadir los pimientos a tiras, champiñones laminados y los espárragos troceados, salpimentar y cocinar durante unos 8-10 minutos.  
Verter el vino y dejar reducir este, unos 3 minutos. Espolvorear con sésamo megro. Reservar. 

Extender el hojaldre y cortar en dos partes, una de ellas dos centímetros más ancha que la otra. Sobre la parte más estrecha poner el relleno sin llegar a los bordes, pintar estos con un poco de agua, tapar con la otra parte de hojaldre y apretar bien los bordes para que queden pegados. Hacer unos cortes en diagonal en la parte superior y pintarla bien con huevo batido. 
 Colocar en una bandeja de horno, encima de papel d hornear. 
Cocer en horno precalentado a 200º durante unos 25-30 minutos. 
Dejar templar en una rejilla y servir. 

 NOTA: Los espárragos verdes delgados. 
** No os preocupéis por el peso o cantidad de las verduras, se ponen todas como relleno. 
** Todas las verduras, excepto el puerro, de un tamaño similar. 
** Horno encendido arriba y abajo y puesta la bandeja en el medio 
** Se puede emplear el mismo papel en que viene envuelto el hojaldre. 
** Si veis que se tuesta demasiado cubrir con papel de aluminio. 
** El tiempo es orientativo, depende de cada horno.


Pastel de acelgas y jamón de York
Una forma distinta, original, sana y muy, muy rica de comer verdura. Te recomiendo especialmente este pastel de acelgas si tienes niños: es un plato sano, completo y que, sorprendentemente , comen encantados. 

 Ingredientes
 1 manojo de acelgas frescas
1 cebolleta
5 huevos
70 gr de leche
50 gr de queso rallado
2 ó 3 lonchas de jamón york
1 cucharada rasa de maizena
sal
aceite de oliva
mantequilla p
an rallado

 Elaboración
1 Lavamos y limpiamos bien las acelgas, eliminando las partes duras y ásperas. Las ponemos a cocer en agua con sal hasta que estén tiernas. Al retirar del fuego pasamos a un escurreverduras. Las dejamos enfriar un poco y terminamos de escurrir apretándolas con las manos. Es importante dejarlas muy bien escurridas para que luego cuaje el pastel. Sobre la tabla de cortar troceamos finitas tanto pencas como tallos. 

 2 Picamos fina la cebolleta y la ponemos a pochar en una sartén en la que habremos calentado aceite. Cuando esté blanda y antes de que coja color añadimos las acelgas picadas y dejamos rehogar todo junto en el fuego un par de minutos. Dejamos templar mientras preparamos los huevos. 

 3 En un vaso ponemos la cucharada de maizena y le añadimos una pizca de leche. Movemos hasta que se disuelva e incorporamos el resto de la leche. 

 4 En un bol sufucientemente grande batimos los huevos e incorporamos la leche, el queso rallado y una pizca de sal. Volvemos a batir hasta que esté todo bien mezclado y añadimos las acelgas y el jamón york que habremos picado finito. Movemos de nuevo para que los ingredientes queden bien repartidos. 

 5 Engrasamos con mantequilla un molde apto para microondas. Espolvoreamos el fondo y los laterales con una pizca de pan rallado (volteamos si es necesario para quitar el exceso). Echamos la mezcla del bol en el molde y metemos al microondas hasta que esté cuajado. En mi caso (mi microondas es de 1250 Vatios) lo pongo aproximadamente 15 minutos al 80% de potencia. 

 Consejos de preparación: el tiempo que tarda en cuajarse este pastel de acelgas depende de cada microondas, así que hay que ir controlando el tiempo para que quede bien hecho pero jugoso por dentro. se pueden variar los ingredientes en función de los gustos o de lo que tengáis en la nevera. Por ejemplo, sustituir acelgas por espinacas o jamón de york por beicon o pavo.


Musaka vegetal griega 

 La Musaka Vegetariana Griega que os traigo hoy, y basándome lo mas posible en la receta original Griega, es para aligerar y quitar unas cuantas calorías a este estupendo Pastel de berenjenas y verduras. 
El hecho de elaborar esta Musaka Vegetariana Griega con las verduras al vapor y asadas es conservar todo el sabor eliminando un montón de calorías. 
 La Musaka o Moussaka como ya sabéis es una receta que proviene de los Balcanes y que con el tiempo se ha extendido por toda la cuenca Mediterránea, llegando a nuestros días con un montón de variantes. 
 Aunque suele llevar carne de Cordero, ternera o incluso pollo, en esta versión, la he querido hacer lo mas light posible, con las patatas al vapor y las verduras asadas para que mantengan todo su sabor. 
La única licencia que me he permitido, a sido una ligera bechamel, ya que no tenia yogurt que era lo que correspondía, pero esto no tiene nada que ver para que haya quedado un plato digno de repetirse en cualquier ocasión. 

 Para los vegetarianos podéis usar una leche de soja en la bechamel, en vez de leche desnatada, os quedará igual de rica. 

 Y ahora vamos a cocinar Musaka Vegetariana Griega 
Dificultad 2/10 
 Raciones 4 

 Ingredientes
1 Berenjena grande. 
2 Patatas. 
1 Pimiento verde. 
1 Pimiento rojo. 
2 Tomates. 
Sal. 
Pimienta negra molida. 
1/2 cucharadita de comino molido. 
Queso. En este caso Manchego y Queso Crema suave. P

ara la bechamel.
- 3 Cucharas soperas de aceite de oliva suave. 
1 y media de harina. 500 c.l. de leche (semi-desnatada en este caso). 
Sal. 
Pimienta. 
Nuez moscada. 

Ponemos las patatas cortadas como para tortilla sazonadas con sal y pimienta en un recipiente y las ponemos al vapor durante 20 minutos aproximadamente. 
Cortamos la berenjena en rodajas finas, le ponemos la sal, y la dejamos inclinada en un plato para que suelte el agua y no amargue, tardara una hora, mas o menos. 
Pasado este tiempo, secamos bien la berenjena la ponemos en una fuente de horno, y con un poco de aceite, asamos las rodajas durante unos 15-20 minutos y reservamos. 
En la misma fuente para asar ponemos los tomates y los pimientos con sal y un poco de aceite y metemos al horno durante 35-40 minutos. 

Vamos haciendo la bechamel mientras tanto. 
Ponemos el aceite o si queréis mantequilla, en una sartén, añadimos la harina y mezclamos dejando que se tueste sin que coja color, añadimos la leche poco a poco para que se vaya integrando, al principio os pueden quedar grumos, tened paciencia, al poco se disuelven cuando empieza a hervir. 
Seguimos moviendo la masa y añadimos mas leche según nos guste de clara, ponemos la sal y la nuez moscada y reservamos. 
Limpiamos las verduras de pieles y pepitas y picamos, rectificamos de sal y añadimos el comino en polvo que le va a dar un toque muy rico y sabor Mediterráneo que estamos buscando a nuestra Musaka Vegetariana Griega. 
En una fuente para horno vamos montando la Musaka, ponemos una capa de berenjena asada, una de verduras y otra de patatas al vapor, continuamos con otra capa igual, berenjena, verduras y patatas, y cubrimos con la salsa ligera de bechamel. 

 Rallamos un poco de los quesos por encima y metemos al horno durante 15-18 minutos a 180Cº/355ºF con calor arriba y abajo, dejándolo en gratinar los últimos 8 minutos. 
Servir y disfrutar nuestra Musaka Vegetariana Griega, un plato de Cocina Internacional, que encantara a a toda la familia, seguro que vuestros niños se comen así las verduras sin protestar. 


Verduras veraniegas gratinadas
Si queréis podéis variarlo, cambiando algunas verduras o incluyendo algún ingrediente a vuestro gusto, es bastante sencillo de preparar y muy versátil, a la hora que ponerle o quitarle ingredientes. Para comer, para cenar es una opción perfecta, que en un ratillo tendremos lista. 

Ingredientes: 
 2 o 3 Cebollas pequeñas. 
1 Calabacín verde. 
1 Calabacín amarillo. 
2 Tomates duritos. 
2 o 3 Patatas pequeñas. 
Aceite de oliva. 
Queso para fundir (el que más os guste, perfecto si es light) 
Tomillo seco. 
Sal y pimienta. 
Ajo en polvo. 

Preparación: 
 Lo primero como siempre que utilizamos el horno, será precalentarlo a unos 180º-190º. 
 Vamos a cortar todas las verduras en rodajas no muy grandes, así quedarán más o menos todas a la misma medida. 
 Salpimentamos al gusto todas las verduras y le ponemos un poco de ajo en polvo. 
 En una bandeja que tengámos apta para meter en el horno, vamos colocando alternativamente todas las verduras. 

 Nota: El tamaño será un poco a vuestra necesidad, igual que la cantidad de ingredientes a usar. 
En mi caso os he puesto la cantidad aproximada que he utilizado para unas 3-4 personas. 
 Nota: Yo le he puesto un poquito de papel de aluminio en la base, pero es opcional. 

Pondremos una rodaja de patatas, otra de tomate, de calabacín amarillo, de cebolla, de calabacín verde y así haremos filas con todas las verduras. 
 Cuándo estén todas colocadas, las rociamos con un poco de aceite de oliva y tomillo seco.... 
Tapamos con papel de aluminio y meteremos al horno para que se nos hagan las verduras, durante unos 15-20 minutos... aproximadamente, ya sabéis que cada horno es un mundo... 

 Sacamos del horno, y quitaremos el papel de aluminio. 
 Notaréis que en la base, hay líquido... es normal, ya que las verduras contienen mucha agua... la quitaremos si vemos que hay demasiada. 
 Añadimos el queso rallado por encima (puede ser un queso light) la cantidad es un poco a gustos... yo le he puesto bastante. 
 Y metemos de nuevo en el horno, para gratinarlo. Cuándo veámos que el queso, está en su punto, sacamos y servimos. 
 Este plato es perfecto para acompañamiento de carnes y pescados. 
 En mi caso, nos lo hemos comido tal cual.... y estaba delicioso. 
 Muy saludable, muy fácil y baratito... para que pedir más?


Parmentier de calabacin 
 INGREDIENTES para 5-6 personas:
300 gr. de patata
 300 gr. de calabacin 1
/2 tarrina queso tipo filadelfia
2 huevos
50 gr. de queso rallado
sal, pimienta y nuez moscada

 PREPARACIÓN:
En un bol batimos los huevos con la 1/2 tarrina de queso, salpimentamos y ponemos un poquito de nuez moscada. Reservamos. 

Las patatas, peladas y limpias, las rallamos (gordito). 
Quitamos los extremos al calabacin y, una vez lavado, lo rallamos también; puede pelarse, o no, como mas nos guste. 
Echamos las verduras en la mezcla de huevos y le añadimos el queso rallado. Mezclamos bien. 
Mojamos un papel de hornear y, escurrido, lo adaptamos a un molde. 
Vertemos la mezcla y repartimos bien. 
Metemos al horno a 175º durante 30-35 minutos. 
He programado arriba y abajo con aire. 

Si lo queremos mas dorado, los últimos 5 minutos poner la bandeja un poco más arriba. 
Esta receta la vi en el blog de Clemenvilla - Bocados de cielo -, pasaos a visitarlo pues merece la pena, tiene cositas bien ricas y muy bien presentadas. Además, nos cuenta un poco sobre el nombre y la historia de este plato. Puede servirse como primer plato o bien como guarnición y puede tomarse caliente o frío (a mi me gusta templadito).


Bizcocho de chocolate y calabacín
 Ingredientes:
 150 gr de chocolate para postres
150 gr de azúcar
250 gr de calabacín sin pelar
3 huevos
100 gr de mantequilla
1 sobre de levadura
80 gr de harina de repostería
Un pellizco de sal

 Modo de hacerlo:
 Metemos en el vaso el chocolate en trozos y trituramos 15 segundos a velocidad 5-10. Sacamos y apartamos. 
 Precalentamos el horno a 180º. 
 Vertimos en el vaso el azúcar y lo pulverizamos 30 segundos, velocidad 5-10. 
Introducimos el calabacín en trozos y programamos 25 segundos a velocidad 5. 
 Bajamos los restos que quedaron por las paredes y tapa, e incorporamos los huevos y la mantequilla, programamos 15 segundos a velocidad 6. 
Por último añadimos el resto de ingredientes y el chocolate y mezclamos 20 segundos a velocidad 2. 
Abrimos, y si no está mezclado del todo, terminamos a mano con la espátula. 
 Engrasamos con mantequilla un molde y volcamos la mezcla. 
 Metemos en el horno unos 35-45 minutos. 
Estará hecho cuando introduzcamos un palillo en el medio y salga limpio. 
 Esperamos a que enfrie un poco y desmoldamos. 
Lo podemos servir con un poco de nata que le de un toque aún más dulce


Torta de Berenjena con chocolate blanco
 INGREDIENTES
Para el Bizcocho
2 Huevos (100 gr)
125 ml de Leche
Un chorrito de Rompope o tu licor favorito (opcional)
Una cucharadita de Esencia de Vainilla
30 gramos de Harina de Maíz (Maicena) 2
5 gr de Cacao en Polvo Blanco
7 gramos de Levadura
Canela al gusto
Una Pizca de Sal
300 gramos de Berenjena (Aproximadamente 1 berenjena)
100 gr de Chocolate Blanco
50 gramos de Moras

Para el Frosting de Queso
200 gramos de Queso de Untar
Un sobrecito de edulcorante

Para la Decoración
6 Moras
3 Nueces

PASO A PASO
Primero troceamos la Berenjena y la ponemos en un bol cerrado apto para microondas durante 8 minutos. 
Yo en este caso no la he pelado porque luego la he picado, pero si queréis podéis pelarla antes de introducirla al microondas. 
Cuando esté lista le añadimos el Chocolate Blanco troceado que se fundirá con el calor que le quede. 
Si se ha quedado un poco fría la pulpa simplemente introducirla sólo unos segundos en el microondas. 
A continuación mezclamos en un bol los Huevos y la Pizca de Sal hasta que doblen su volumen y le añadimos a continuación la Leche, la Esencia de Vainilla y el chorrito de Rompope. 
Por otra parte, en otro bol mezclamos la Harina de Maíz, junto al Cacao Blanco, la Levadura y la Canela. 
La tamizamos sobre el otro bol y mezclamos hasta que se integre. 
Por último añadimos a la mezcla la Berenjena junto al Chocolate y las Moras que hemos enharinado previamente para que no se vayan al fondo. 
Ya sólo nos queda verter la mezcla sobre un molde engrasado de 20 cm de diámetro, colocamos las moras para que queden distribuidas y lo introducimos en el horno precalentado a 180 ºC durante aproximadamente 30 minutos. 
Pasado este tiempo lo dejamos enfriar unos 15 minutos en el horno con la puerta abierta y luego lo pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo. 
Una vez que esté frío lo cubriremos con el Frosting de Queso, para ello simplemente tenemos el Queso de Untar a temperatura ambiente al que añadimos edulcorante y mezclamos hasta conseguir una crema homogénea que extendemos sobre la tarta con la ayuda de una espátula. 

Para decorarla yo he utilizado Moras y Nueces partidas por la mitad. 

CONSEJOS 
- Berenjena: En este caso cuando la compréis tiene que estar dura porque al ablandarse va aumentado su grado de amargor y eso no lo queremos. 
- Piel Berenjena: Yo en este caso no se la he quitado y la he triturado sin llegar a notar nada, pero si queréis podéis pelarla antes de introducirla en el microondas.

07 agosto 2018

Trampas cromáticas para control de plaga



04 agosto 2018

Construir con botellas de plastico

 

Es muy difícil determinar cuántas personas sin hogar hay realmente en el mundo, ya que cada país tiene diferentes definiciones para la indigencia. Pero la cifra más cercana que tenemos es el estimativo realizado por la ONU en 2005 que señaló que hasta esa fecha el número de indigentes del mundo llegaba a unos 100 millones de personas. Podría apostar que a casi 10 años de esos cálculos el número es aún mayor. 

Por años se ha ingeniado diversas alternativas para dar un hogar a aquellas personas que no pueden costear uno y por ende viven en la calle, pero aquí hay una idea que podría cambiar las vidas de miles de indigentes de una forma económica, práctica y sustentable. 

Según el Plastics Europe, en el mundo se producen cerca de 288 mil millones de kg de plástico anualmente y gran parte de estos corresponden a botellas plásticas. Es precisamente en estas botellas donde está la respuesta a la interrogante de cómo mejorar la situación de la indigencia en el mundo. 

¿Sabías que puedes hacer casas y muchas otras construcciones a partir de botellas de plástico? Así es. La basura que botamos a diario podría ayudar a millones de personas para que puedan tener un lugar propio al que llamar “hogar”. Quizás te estés preguntando cómo… pues sólo se necesita rellenar las botellas con arena, amoldarlas y construir con ellas –y mucho cemento o adobe– paredes que son a prueba de balas y a prueba de lluvia y que mantendrán una temperatura interior de 18º en el verano.

02 agosto 2018

Fungicidas y repelentes ecológicos para las plagas del huerto

Te propongo estos 16 remedios naturales para prevenir y combatir las plagas de la huerta y jardín de forma ecológica. 


1.- Ajo 
Un remedio muy sencillo de preparar que te va a servir para los hongos, bacterias, pulgones y ácaros. Deja unos 3 ajos en un litro de agua durante 24 horas en un recipiente tapado parcialmente. Cuela y pulveriza la zona a tratar dos veces al día, por la mañana a primera hora y a última hora de la tarde. Repite durante 7 días seguidos. .

2.- Ajenjo 
Esta planta sembrada en tu huerta o jardín es un remedio natural para repeler algunas plagas, pero además la podemos preparar y pulverizar sobre otras plantas con plagas para combatirlas. Te vale para los ácaros, mosca blanca, pulgones, cochinillas e incluso hormigas. Deja 250 g de ajenjo fresco macerando en 1 litro de agua en un recipiente parcialmente tapado durante 8 días. Después lo cuelas y pulverizas la zona afectada. 

3.- Aceite 
El aceite vegetal puede ser un buen remedio para eliminar las plagas de cochinilla. Puedes usar cualquier aceite vegetal, como el de girasol u oliva y se aplica con un pincel o brocha fina directamente sobre la cochinilla. 

4.- Aceite de parafina 
Para las plagas de ácaros, pulgones y cochinillas principalmente. Diluye una cucharada de aceite de parafina en 10 litros de agua y aplica sobre la zona afectada. 

5.- Agua muy fría 
Es muy efectivo para combatir las plagas de pulgón. Pulveriza dos veces al día: a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde. Es muy importante que el agua esté muy fría, ¡gélida! 

6.- Bicarbonato sódico 
Es un remedio natural para prevenir la aparición de hongos o para eliminarlos si ya han hecho acto de presencia en las plantas. Es efectivo para el mildiu y el oídio. Diluye 2 cucharadas en un litro de agua y pulveriza la zona que quieras tratar dos veces al día durante una semana. Si quieres reforzar la acción puedes añadir una cucharadita de jabón neutro. 

7.- Cebolla 
Si te preocupan las plagas de araña roja, mosca blanca o de pulgón, tranquil@. Corta dos cebollas grandes y déjalas macerando en dos litros de agua durante 4 días, después cuelas y pulverizas las zonas afectadas dos veces al día. Puedes reforzar la acción de este preparado añadiendo media cucharadita de pimienta cayena en polvo. 

8.- Cola de caballo 
Excelente y muy efectivo para, principalmente, enfermedades causadas por hongos, pero también se usa para ácaros, mosca blanca y pulgón. Además de tener acción insecticida, la cola de caballo fortalece a las plantas. Deja macerar 500 g de planta fresca en 4 litros de agua durante 24 horas. Después cuela y pulveriza las zonas que quieras tratar. 

9.- Cáscaras o pieles de naranja 
Cuando te comas una naranja no tires la cáscara porque te puede servir para atraer a las babosas o limacos y a los caracoles de tu huerto o jardín. Colócalas boca abajo formando en zonas sombrías y húmedas y por la mañana verás a los caracoles y babosas adheridos a la cara interna, ya que, las usarán como cobijo. 

10.- Ortiga 
Además de reforzar el estado general de la planta, la ortiga es muy buena para las plagas de araña roja y pulgón. También es efectiva para el mildiu. Macera 0.5 kg de ortiga fresca en 5 litros de agua durante una semana. Cuela y aplica dos veces al día. 

11.- Tomateras 
Las ramas y hojas de las tomateras las puedes usar para elaborar un preparado repelente de pulgones. Necesitas 200 g de tomatera fresca que mezclarás con 2 litros de agua. Deja macerar durante 48 horas y después lo cuelas. Pulveriza dos veces al día las plantas a tratar. 

12.- Cenizas 
Las cenizas deben provenir de maderas sin pinturas ni otros componentes sintéticos. Aplica alrededor de la planta o plantas que quieras proteger y así te aseguras que los caracoles y babosas o limacos no accederán a las plantas. Deja una distancia entre la ceniza y el tallo de unos 8 cm. 

13.- Pájaros 
Pueden ser grandes aliados de los hortelanos, especialmente para combatir las plagas de pulgones, caracoles, babosas y orugas. 

14.- Borraja 
Si la cultivas estarás alejando a las orugas. Planta borraja alrededor de las plantas que son más susceptibles a su ataque y así estaremos evitando plagas en un futuro. 

15.- Caléndula o maravilla 
Es muy efectivo para repeleer la mosca blanca. La tienes que cultivar alrededor de plantas que sufren más frecuentemente la plaga de mosca blanca. Cultivar albahaca también es efectivo para repeler la mosca blanca 

16.- Mariquitas o vaquitas 
Son de gran ayuda para eliminar los pulgones. .

*El rincón de las Manualidades de Siry* © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO